Buscar
  • Zulma Moreyra

Silencio, Madre Creando

Actualizado: 19 de oct de 2018

Las mujeres siempre estamos pariendo, pariendo nuestros hijos, nuestros vínculos, nuestros trabajos, a nosotras mismas, alguna idea.



Las mujeres anidamos todo en nuestro útero y luego cuando llega el momento de compartirlo con el afuera entramos en trabajo de parto. Un tiempo de introspección, de reconocimiento de si misma, un tiempo de sonambulismo, de llorar en las esquinas, de hablar con el ventilador.


Las mamás en estos tiempo parecen fantasmas, andan sigilosas, no hacen ruidos, parecen robot autómatas, hacen por inercia, emiten sonidos y no palabras, sin precisión o sin énfasis, ahjá, mmm, eh?, aaaaaaaaaa, mjm, entre tantos otros que no interpretamos bien. A veces limpian y ordenan muchas veces el mismo espacio como buscando ordenar o limpiar algo más profundo que la habitación.


Las mamás en estos tiempos tienen cambios abruptos de estados de animo, alegría extrema, positivismo, seguridad, y al instante y sin motivo aparente tristeza, depresión, angustia, todo es trágico y negativo.

Suelen lucir ropa de dormir de día y de noche, aunque deambulen todo el tiempo como buscando algo que nunca encontrarán y jamás duermen. Esos días la mirada está como perdida, no mira ningún punto en especial, parecieran atravesar muros y distancias infinitas con la mirada, hay algo en ellas alrededor, como un halo blancuzco, como una neblina protectora, aunque a nada parecen prestar atención, en nada se equivocan.

En esos días todo huele a un silencio confuso, donde se sabe que se está en plena actividad pero lo que se ve es la inercia misma.

Y es en esos días justamente que lo mejor es correrse, nada se puede hacer para traer de nuevo a la mamá a este mundo, solo un bebé en su inocencia puede comprender a la mamá en este momento. Es tiempo de observar y aprender, si nos colocamos en un papel de espectadores no logramos entender nada, pero si entramos en la danza de la mamá con la sabiduría de los niños, nos enseña, y nos damos cuenta que lo que se va a parir es parte de todos, la mamá es la gran partera de la familia, ella es la que gesta, nutre y pare todo absolutamente todo lo que tiene que ver con ella misma y con todos los integrantes de la familia, ya sea el ascenso de papá como el logro deportivo del hijo o el logro personal de si misma.



Es porque la capacidad de parir es inherente al ser femenino y también porque somos portadoras de la hormona del amor: la oxitocina, lo que genera unión, ingrediente principal para la familia. Pero una mamá no es tal sino tiene un circulo que la sostenga, que la haga mamá, la familia, como sea que esté conformada esta, y es así como la mamá es la creadora de la familia y la familia es el sustento de la mamá.

Entonces cuando veas a mamá en esta situación solo entrá en sus tiempos y acompañá porque algo nuevo y maravilloso está por llegar, no sólo a la vida familiar sino al mundo mismo, ¿que? no lo sabremos hasta que se manifieste, pero pronto lo verás.

Feliz parto a todas las mujeres que se reconocen creadoras y a las que no, les deseo un pronto regreso a ustedes mismas.

Bendiciones.

Zulma.

2 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl