Buscar
  • Zulma Moreyra

La Caída De Un Gigante

Actualizado: 19 de oct de 2018


A mi abuela cuando era niña y vivía en el campo, sus padres la asustaban con la solapa para que se quedara adentro de la casa durante la siesta. Un día, necesitaron de su ayuda y la enviaron a buscar algo al pueblo a la siesta, ella temerosa pero obediente fue, cabe destacar que en el campo todas las distancias son largas por lo que había transitado un largo trecho. Aún no había salido de la propiedad de su padre, cuando una sombra negra la atacó y se le cayó encima, fue tal el susto que se desmayó. Cuando volvió en sí, estaba sola, intacta, pero segura que había sido la solapa que se la quiso llevar, volvió a su casa con las manos vacías pero con la garganta y el pecho lleno de llantos y su papá envió a sus empleados a que busquen a quien la ataco. Pues nadie encontró nada. Mi abuela no permitía que nadie nos asustara con solapas ni viejos de la bolsa, ni ningún tipo de fantasma, inmediatamente desmitificaba todo tipo de cuento para asustar a los niños, y la solapa era la principal. Trabajaba en un lugar de muchos árboles y viejos eucaliptos, y a veces cuando me llevaba con ella a trabajar, a la siesta de vuelta a casa nos parábamos frente a estos gigantes antiguos y me hacía escuchar los sonidos: “¿ves? son palomas, no solapas” decía. Cuando me vine a vivir a mi actual casa, diseñé una gran ventana en la cocina para mirar un viejo eucalipto vecino, con mi niña le decíamos “el conventillo”, porque era un punto de encuentro donde todos los pájaros de la zona se reunían a compartir. Había palomas que parecían gallinas de tan grandes, zorzales, lechuzas, benteveos, gorriones, tijeretas, y quien sabe que otros pájaros más. A unas cuadras viven en la punta de un pino muy alto una familia de búhos blancos, que a diario de noche viajan hacia el sur a varias cuadras a otros pinos y muchas veces hacen parada en el eucalipto. De él coseche varias veces hojas de eucaliptos para los catarros en invierno. Hoy a la siesta, como la solapa, lo tiraron abajo. Fin del mareo, fin de “el conventillo”, fin del viejo protector de la cuadra. Siento un gran dolor y enojo, “el progreso” le llaman.


Beneficios del eucalipto

El eucalipto es excelente para los problemas de catarros y resfríos, combina bien con miel y limón. También es bueno para desodorante y es analgésico. Otras propiedades que se le conocen: antirreumático, antiinflamatorio, antiséptico, antiespasmódico, antiviral de amplio espectro, bactericida, balsámico, cicatrizante, descongestivo, depurativo, diurético, expectorante, febrífugo e insecticida.

Zulma Moreyra

3 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl