Buscar
  • Zulma Moreyra

Kathy Jones, Sacerdotisa De La Diosa Y De Avalon (Inglaterra) :“El llamado de la Diosa, Sacerdotisa.

Actualizado: 19 de oct de 2018




” Llamo a los ancestros de este lugar sagrado, de esta tierra de Chak-anna., les pido que vengan y estén aquí y ahora! Llamo a los ancestros de mi tierra sagrada de Avalon les pido que vengan y estén aquí ahora! Cuando vine aquí, quería traer algo de Avalon y traje algo de tierra que viene de Glastonbury, de las colinas de Tor, que es una de las entradas al otro mundo de Avalon, en este jarrito hay un poco de tierra de Avalon , y en este otro jarrito hay tierra de Los Terrones (Córdoba), donde estuvimos el lunes, cuando nos sentamos en círculo, cantamos he hicimos nuestras plegarias. Voy a mezclar en este momento las dos tierras, de Los Terrones y de Glastonbury y voy a unirlo a otro jarro, mezclando nuestras tierras, mezclando la tierra sagrada del lugar de nuestros ancestros. Le voy a agregar algo de color violeta porque es le color de la Dama de Avalon para mostrar nuestra unión sagrada entre todos mezclo las dos tierras , de su tierra y de mi tierra. En esta botella hay agua sagrada que viene de dos fuentes sagradas de mi tierra, de la fuente de Cáliz[1], que es una fuente rojo de sangre y de una fuente blanca, que tiene agua blanca , este agua sagrada es sanadora. La unión del rojo y del blanco.. le voy agregar esto a la tierra … las voy a mezclar también y le voy agregar una ofrenda de hierbas de mi tierra y voy a mezclar todo esto junto. (Kathy se pinta la cara con la mezcla) Ustedes y yo somos uno, cuando termine si quieren venir hacer lo mismo… Ella nos llama… mientras yo estoy hablando , atrás van a pasar imágenes de las sacerdotisas de mi tierra.(se refiere a las imágenes de la pantalla gigante). Ella nos llama! Qué significa ser una sacerdotisa o una Diosa en el siglo XXI? Qué significa amar y servir a la Diosa? Lo más importante es que Ella nos llama y respondemos a su llamado o no. Amar y servir a la Diosa es entregar toda tu vida a esa parte divina de uno mismo, que es Ella dentro nuestro. Ella nos pide, nos lleva a un camino de transformación y de cambio, Ella nos guía y nos lleva a una nueva vida, para hacer cosas que preferíamos no hacer si tuviéramos alguna célula de esa materia, pide que nos pongamos barro en la cara. Ser una sacerdotisa es tener a la Diosa en el corazón cada segundo de cada día, es escuchar su voz y actuar de acuerdo a lo que oímos, a veces esto no es confortable , a veces ella nos pide que hagamos cosas que nos dan miedo, que nos hacen sentir miedo, nos desafía a cambiar. Esas son todas las experiencias de la sacerdotisa. Nos trae muchísima felicidad, nos trae alegría, éxtasis, nos trae amor , nos trae nuestras emociones, Ella sostiene un espejo dentro nuestro para que podamos ver todas las partes nuestras que no nos gustan y nos pide que cambiemos. Ella nos llama. Hace muchos años , al final o al comienzo de nuestro encuentro en Glastobury, que es un pequeño pueblo mas pequeño que este pueblo (hace referencia a Capilla del Monte), tuvimos un grupo de mujeres realmente fuertes. Durante dos años más o menos, nos reuníamos cada dos semanas para discutir como elevar la conciencia de este grupo, muchas de nosotras fuimos a un lugar llamado Greenham Common[2], que era un campo de paz para mujeres donde podíamos protestar contra la introducción de mísiles de guerra de América a Gran Bretaña, muchas mujeres estuvieron por toda Gran Bretaña protestando, por ésta acción un protesta se llamaba “abraza la brasa”, durante veinte millas de un perímetro las mujeres sostenían sus manos, primero decorábamos todo el camino con flores, con fotos de nuestros hijos y con muchas otras cosas. Fue una experiencia muy poderosa para mí, en ese momento yo recién estaba comenzando a aprender sobre las Diosas. Una noche que el cielo estaba oscureciendo, había una reja del lado de afuera , y todas las mujeres estaban del lado de adentro, había alambre de púa, había policías, había soldados y en el medio de todo esto las armas para matar. Fue muy fuerte ver a todas las mujeres apoyando la vida y adentro los hombres apoyando la muerte, el cielo se estaba ofreciendo, teníamos velas en nuestras manos y cantamos esta canción: ” no pueden matar al espíritu, Ella es como una montaña vieja y joven, Ella continúa y continúa no pueden matarla es como una montaña vieja y joven ella sigue, sigue y sigue”. Allí fue la primera vez para mi que cante al espíritu como Ella, la primera vez en mi vida en mis primeros treinta años, desde ese momento y por los años que vinieron después de los treinta aprendí a conocer y amar a la Diosa, a ser su sacerdotisa. Ser una sacerdotisa se trata de estar siempre transformándose en sacerdotisa o sacerdote, no es algo que uno alcanza y se termina, es algo que estamos siempre en el proceso de lograr, siempre estamos aprendiendo más, siempre hay más y más para aprender porque se trata de abrir un espacio en el corazón , el espacio donde el alma vive y el alma es la Diosa dentro nuestro, es un viaje que nos lleva toda la vida , toda una vida de hacer más y más al amor y expresar el amor al mundo con nuestras debilidades y con nuestro talento. Algunas veces las sacerdotisas son artistas, algunas son poetas, otras son músicos, algunas cantan otras bailan, algunas son parteras, otras son médicas, algunas ayudan a los niños a venir al mundo y algunas ayudan a que las almas dejen este mundo, algunas cocinan , algunas hacen comidas maravillosamente nutritivas, algunas son mecánicas, algunas pueden hacer todo lo que nosotros podamos hacer, esos son los talentos , las habilidades de la sacerdotisa, pero la cosa más importante que la sacerdotisa puede hacer es llevar y transmitir la energía de la Diosa. Hacemos esto en ceremonias, en actuaciones, en todos los actos de creatividad y artesanía, es la forma que nos expresamos nosotras mismas en el mundo, haciendo las cosas que amamos, ser una sacerdotisa es alguien que ama hacer las cosas en donde poder volcar su corazón y su alma, cuando hablo de sacerdotisas incluyo a los sacerdotes. Como mujeres es una palabra que incluye a los hombres, como Diosa es la palabra que incluye a Dios, no hay otra forma. La pantalla (hace alusión a la pantalla gigante que pasa imágenes mientras ella habla) muestra a las sacerdotisas que tomaron parte de la Conferencia en Glastonbury. Estamos en nuestro año catorce y les diría que durante estos años tuvimos más y más improntas y entendimos que para las personas que forman parte de ella son experiencias cada vez más espirituales y lo que experimentamos cuando estamos haciendo acá, es muy importante para la vida de nuestra tierra, como ésta conferencia es muy importante para la vida de la Argentina y también para la vida de Sudamérica en su totalidad, porque cada persona que viene aquí se va a llevar algo, una verdad, y va a llevar esa verdad al mundo, la va a llevar de vuelta a su propio hogar y algo dentro de ustedes va a ser acelerado, una semilla de karma, una semilla de destino les va a dar coraje les va a dar fuerza y cuando vuelvan a sus vidas van a recordar estos momentos y se van a expandir y crecer y se van a volver como un capullo a través de lo cual la Diosa va a crecer en su tierra, en su ciudad o en su pueblo. Se hacen entramados. Este trabajo que hacemos como sacerdotisa es el trabajo más importante en este tiempo del planeta, esto es algo que yo creo , este trabajo es el trabajo más importante del mundo, vivimos en un mundo patriarcal, donde todo se volvió loco y somos nosotros los individuos que estamos recordando a la Diosa, sirviéndole y amándola y trayéndola de nuevo al mundo y eso va hacer la diferencia que puede llegar a cambiar todo. Los invito a que escuchen su llamado, el llamado que les está haciendo a ustedes.


[1] Pozo del Cáliz se encuentra al pie del Cerro del Cáliz, donde las aguas rojas de nacimiento y el flujo de la menstruación de su cuerpo a una velocidad constante de 25.000 litros por hora ya una temperatura de 52 grados F. completa del hierro de su sangre estos son aguas curativas… Pozo del Cáliz se encuentra en un hermoso jardín cuidado por la Fundación Bueno Cáliz y fundada en 1958 por Wellesley Tudor Pole. (La Diosa en Glastonbury por Kathy Jones)


[2] Greenham Common en el sur de Inglaterra era uno de los lugares donde los Estados Unidos guardaban sus mísiles nucleares Cruise. El 27 de agosto de 1981 36 mujeres emprendieron una marcha de protesta desde Cardiff a Greenham Common con la intención de presentar al director una carta que indicaba sus reclamaciones. Algunas mujeres se ataron a la valla que rodeaba el lugar. A partir de entonces y hasta 1991 acamparon mujeres en Greenham Gommon para protestar contra los mísiles nucleares. (biblioteca nacional de Gales)


9 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl