Buscar
  • Zulma Moreyra

Honrar La Vida

Actualizado: 19 de oct de 2018

Nos reconocemos como seres únicos a partir del momento en que honramos aquello de lo que formamos parte, como la familia.



Mi familia de origen, la que constituí, la que me crió, la del camino, es tiempo de vacaciones y muchos aprovechamos para encontrarnos con aquellos que no vemos hace tiempo o los que viven lejos.

Honrar la familia es honrar la estructura en la que me crié, buena o mala es la que construyó esta persona que soy hoy. Como nada es absoluto, en todo núcleo familiar hay tintes claros y oscuros, pero eso es lo que nos ha ido dando las herramientas para la vida misma.

Honrar al padre y a la madre es honrar al masculino y femenino que llevamos dentro. Esto no implica glorificar ni alabar a nuestros progenitores, sino reconocer que gracias a ellos estamos acá y soy este ser que veo hoy. También en conciencia plena de que ellos fueron la base y, hoy, yo soy mi continuidad.

Tanto el padre amoroso y sostenedor como el abandonativo que nunca mas volviste a ver, tanto la madre amorosa y consentidora como la violenta y acusadora, el que te haya tocado en esta vida y aún con el dolor latente, buscá en tu interior una imagen, un recuerdo, conectá con tu corazón, llorá el recuerdo de dolor o emoción, y perdonalo. Dale las gracias por lo mucho o poco que hizo, dale las gracias porque en un momento de iluminación te materializó como ser vivo en esta tierra, experiencia bendita y divina, a veces dura y a veces hermosa, pero plena.


Ese padre y esa madre te cedieron una gota de su sangre transformada, y en ella te entregaron toda su historia y su linaje, esto dice que no estás solo, que hay miles detrás tuyo, que te sostienen, te acompañan y te guían. Familias que arman una red preciosa de contención, tanto desde el presente como desde el astral, una vez que la podemos reconocer y honrar puede cambiar la manera de ubicarnos frente al mundo que nos rodea.

Por nuestra sangre corren los mensajes de legados de generación en generación, del aprendizaje y la experiencia de otros en mi red que ya transitaron por el mismo camino que transito hoy, y es por eso que recuperando esa red – la familia – es como recuperamos las llaves para abrir las puertas del presente.

Comenzá el 2014 rodeado de la familia, honrá a tus progenitores y descubrí todas las llaves que necesitás para encontrarte en abundancia, amor y alegría.



Mis bendiciones,

Zulma

2 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl