Buscar
  • Zulma Moreyra

El Palan Palan


La casa de mi abuela tenía una parte vieja donde vivieron ella y sus hijos por varios años, hasta que construyó lo que sería su casa hasta el día en que partió de viaje de esta tierra. Esta parte vieja pronto se transformó en un galpón, donde mi padre guardaba cosas que suponía usar –nunca encontraba dónde– y un gallinero. Mi abuela adoraba las gallinas, quienes dos por tres me corrían y me picaban. Y como todas las construcciones viejas estaba llena de seres de alma verde, entre helechos y musgos había varios “palan palan”. El palan palan es una planta de la familia del tabaco, muy temida por los hombres en la construcción ya que aparenta ser una fina y escuálida rama pero sus raíces son fuertes y profundas, y se abren espacio levantando ladrillos y destruyendo revoques. Su nombre científico es Nicotiana Glauca y es una planta arbustiva con hojas ovaladas de color verde ceniciento con flores que son como unas campanitas amarillas. Su néctar atrae picaflores y mariposas, no obstante sus hojas no son comidas por ningún animal ni insecto, este dato es muy importante. Mi abuela (así como los wichí, nativos de Chaco, Salta y Formosa) calentaba una hoja y la ponía con miga de pan o aloe vera para madurar granos, abscesos o forúnculos, en quemaduras y en lavajes o baños de asiento para hemorroides inflamadas y dolorosas. Estos aborígenes también lo usaban para sacar el veneno de víboras y avispas o para sacar espinas venenosas.

Es importante la observación de que ningún animal la consume porque esto habla de su toxicidad, como dije antes es de la familia del tabaco. No es la nicotina lo que la hace tóxica sino la anabasina, un alcaloide líquido pariente de la nicotina, que puede producir envenenamientos mortales.

Se han hecho estudios de este arbusto como insecticida y funguicida, resultando ser un excelente y natural agrotóxico, no solo para plantas, sino también como repelente. Instantáneamente me recordó que mi abuela maceraba las hojas con jabón blanco, para usarla como tal.

Mucha gente coloca colillas de cigarrillos en agua como veneno para las hormigas. Los dejo con este nuevo saber o tal vez recordando otros de sus familias, mis bendiciones. Zulma.

2,833 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl