Buscar
  • Zulma Moreyra

El Llantén

Actualizado: 19 de oct de 2018



Cada vez que tengo que sentarme a escribir este artículo me cuesta decidir por una de todas mis hierbas favoritas. A veces opto por aquellas que tienen una historia para mí, en otras oportunidades escojo las que están en esplendor en este tiempo, no obstante, esta vez me he decidido por la más noble y sencilla de todas. El plántago mayor o menor más conocido como llantén, es una de mis predilectas y de más uso en mi hogar. En este tiempo está en flor, con sus varitas de semillas llamando la atención desde lo llano de la tierra. Es una maleza reconocida a lo largo de la Argentina, muy difundida y utilizada en todo el mundo,  usada por nuestros ancestros aymaras y mapuches en Chile. Crece espontáneamente sobre el césped o las tierras poco trabajadas, de ella se utilizan sus hojas y semillas. Tiene múltiples propiedades, las principales son: depurativa, diurética, antiinflamatoria, antibacteriana y cicatrizante. La más importante es que es expectorante y depurativa del pulmón. El llantén se usa para resfríos, catarro y tos, se puede tomar en té, de tres a cuatro tazas por día, la ración es de 100 gramos de llantén seco por litro de agua. Es muy buena para heridas infectadas, várices y hemorroides, colocándose simplemente varias hojas frescas machacadas sobre la herida en forma de cataplasma, es excelente en estos casos por su poder antibacteriano y cicatrizante. También se toma en té para cicatrizar las úlceras gástricas. Acostumbro hacer en luna nueva (como para tener claridad visionaria y definirme una fecha) un ayuno de líquidos o dos frutas. Ese día no como absolutamente nada más que las frutas que elegí y agua hervida, para depurar el cuerpo. Acompaño este proceso, tres días antes, con té de llantén porque ayuda a depurar el hígado graso. Sus semillas son mucílagos, ayudan en la constipación.

Tengo siempre a mano un simple ungüento preparado para heridas, úlceras y hemorroides, con el jugo de varias hojas de llantén con tres cucharadas de vaselina sólida. Para su conservación muchas veces las cocino a baño maría, un puñado de llantén y vaselina sólida, luego lo cuelo y lo dejo enfriar y queda listo para usar. El llantén es una planta noble sin contraindicaciones que no debe faltar en el jardín del hogar ni en el botiquín natural. Me despido y les recuerdo que pueden enviarme las historias de las recetas medicinales de su familia, para poder compartirlas con todos. Mis bendiciones. Zulma.

106 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl