Buscar
  • Zulma Moreyra

Abundancia, ¿Qué Semillas Sembré?

Actualizado: 19 de oct de 2018

Me preguntó mi amiga ayer: “¿Estás segura Zulmita que estamos en tiempo de abundancia?”, yo la corregí: “No amiga, estamos en tiempo de cosecha, cada uno tendrá que ver qué sembró”. Y esto me replanteó la vida misma.




Siempre me preocupo por lo que siembro, en todos los ámbitos, en mi labor, en mi pareja, en mi familia, con mis amigos, con mis vecinos, en mí misma. Qué semillas siembro en mí misma, pero mi amiga me hizo pensar un detalle importante, dónde siembro también es muy importante.

Vino a mí una parábola, la del sembrador:

“Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando Él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: «He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga.” Versión Reina-Valera 1960.

Pensé cuan sabia y actuales las palabras del Maestro, para él las semillas son las palabras, pero en este caso pensaba yo ¿dónde sembré mis semillas de abundancia económica? ¿Dónde las sembramos cada uno?

En los tiempos que corren “que la inflación”, “que el dólar”, “que mi jefe”, “que el tiempo”, en qué terreno usé mi labor, y mi trabajo, ¿en tierra fértil o lo hice sin conciencia en cualquier lugar? Iba hacia atrás en el recuerdo, mi familia comerciantes, desde niña estuve entre la compra y la venta, entre los precios y los impuestos, y pienso que tengo casi 40 años y las palabras y las historias se repiten, que lo único seguro es que el sol sale día a día y que la labor se hace día a día. Que las crisis son oportunidades en la vida, si realmente estamos bien predispuestos para sacar lo mejor de nosotros mismos para salir adelante, como diría mi amiga a veces una patada en el… puede ser un gran empujón.

Siempre será tiempo de abundancia si las semillas caen en terreno fértil y el único terreno fértil es uno mismo, depositar mi fe y confianza en mí mismo, en lo que hago, en lo que entrego, en mi esfuerzo y en el tiempo que le dedico a mi trabajo. En el esfuerzo práctico y el apoyo amoroso.

Nosotros llevamos un año juntos en este espacio y siento que mi siembra fue en terreno fértil, y mi cosecha es abundante, ojalá la tuya lo sea también.

Festejo un año de encuentros, de palabras y lecturas, de reflexiones y aprendizajes, y voy por más, espero que ustedes también lo hagan.

Feliz cosecha, que sea en abundancia y amor.

Mis bendiciones.

Zulma.

83 vistas
  • Facebook Basic Black

© 2018 ZULMA MOREYRA 

Diseñado por www.circular.cl